Generación eficiente de aire comprimido en la industria panadera

INFORMACIONES SOBRE PROYECTOS

Avance a través de compresores de tornillo

El reto
Para poder transportar una mayor cantidad de harina, las grandes industrias panaderas y sus proveedoras apuestan por el uso de aire comprimido de alta calidad, pues la seguridad de los procesos y la eficiencia energética de la tecnología de compresores utilizada son requisitos fundamentales. Y es que, aparte de ofrecer un alimento seguro, es imprescindible contar con un sistema de fabricación rentable.

La solución de BOGE
Con el S-4, BOGE KOMPRESSOREN ha diseñado un compresor de tornillo que se ha concebido de forma óptima para su uso en el caso de fluctuaciones en la demanda de aire comprimido, así como en entornos con un gran carga de polvo. En él, el control inteligente permite conseguir una mayor eficiencia energética y una mejor integración con otras áreas de producción según las normas de la Industria 4.0.

    X

    En máquinas que consumen una gran cantidad de energía, como los compresores de tornillo, cada kilovatio-hora que se ahorre resulta trascendental. Además, es imprescindible disponer de un funcionamiento fiable para conseguir la máxima productividad posible durante la fabricación. En este punto, no debe subestimarse la influencia que tiene en la funcionalidad de las máquinas el alto contenido de polvo que existe en el aire ambiente de las empresas que procesan harina. De hecho, la presencia de una suciedad en el accionamiento o de un atasco en el sistema de refrigeración supone un riesgo inmediato de sobrecalentamiento y fallos en la máquina. Así, con el fin de cumplir las demandas crecientes de la industria panadera en lo que respecta a tecnologías de aire comprimido ahorrativas y duraderas en el segmento de 110 kW a 160 kW que consuman lo menos posible, la empresa familiar BOGE, con sede en Bielefeld, ha invertido el principio de construcción del compresor de tornillo lubricado. De este modo, los desarrolladores han mejorado también la disposición y el funcionamiento de los componentes importantes desde el punto de vista mecánico, teniendo siempre en cuenta la demanda un funcionamiento sin ruido y de un alto nivel de eficiencia energética. Y, para cumplir los exigentes requisitos de calidad de los alimentos, así como para garantizar un procesamiento seguro, BOGE proporciona aceite apto para alimentos que puede utilizarse el compresor de tornillo S-4.

     

    Protección integrada contra el polvo para la transmisión

    En las industrias de procesamiento de harina, el aire comprimido se encarga, entre otros, de transportar la harina. La harina se conduce desde los silos hasta un tubo de transporte y, al mezclarse con el aire comprimido, se lleva hasta el siguiente paso del proceso, como puede ser la báscula. Mientras esto ocurre, se evita que la harina que tiene que procesarse se distribuya por el aire ambiente de la nave de la fábrica y se deposite en las máquinas. El compresor de tornillo S-4 está equipado de forma óptima para estas condiciones. La transmisión del tornillo BOGE effilence “IntegrateDrive” está encapsulada herméticamente, por lo que el accionamiento queda perfectamente protegido frente a una fuerte acumulación de polvo en el aire ambiente. Como resultado, se obtiene una vida útil muy larga y los intervalos de mantenimiento se alargan a más de 35.000 horas de trabajo. Además, el gran tamaño del compresor permite procesar grandes caudales con un consumo de potencia reducido. Los ingenieros de BOGE también han tenido en cuenta el reto técnico que supone el sistema de refrigeración. Con el fin de evacuar el calor del proceso de compactación, el sistema de refrigeración aspira aire ambiente. El polvo contenido en él se deposita de forma forzada en el sistema de refrigeración y, con el tiempo, crea una sobrecarga, lo que supone una necesidad relativamente alta de operaciones de mantenimiento en las que es preciso limpiar los componentes afectados. El S-4 incorpora un refrigerador de grandes dimensiones y, así, permite alargar los intervalos de mantenimiento. Por su parte, las áreas funcionales del sistema de aire comprimido están separadas entre sí y presentan un mantenimiento muy sencillo. De este modo, el acceso para todos los trabajos de mantenimiento necesarios se limita a dos lados; el acceso a los refrigeradores de aceite y aire puede realizarse fácilmente siguiendo el principio de cajones, lo que reduce de forma considerable los tiempos de inactividad del sistema de aire comprimido. Por su parte, el control inteligente focus control 2.0 contribuye también a optimizar la capacidad de planificación y la eficiencia, pues muestra una notificación en cuanto se necesita una operación de mantenimiento, por ejemplo, porque los estados operativos se mueven en áreas críticas.

     

    Generación de aire comprimido en función de las necesidades: funcionamiento inteligente

    Los requisitos del aire comprimido en cuanto a duración y frecuencia de uso y cantidad necesaria varían dependiendo del volumen de pedidos y del tipo de producto panificación de que se trate. Con el de ofrecer un suministro de aire comprimido acorde con las necesidades reales y posibilitar en todo momento un alto nivel de eficiencia energética durante funcionamiento de la máquina, el BOGE S-4 incorpora un control inteligente. El control focus control 2.0 se anticipa a los estados de servicio y se adapta automáticamente a los requisitos de presión y temperatura. Siguiendo los principios de la Industria 4.0, el sistema permite supervisar los estados operativos y los intervalos de mantenimiento de hasta cuatro compresores al mismo tiempo, lo que aprovecha al máximo el potencial del sistema de compresores y prolonga considerablemente la vida útil. Gracias a estas características, los compresores de tornillo S-4 resultan ideales, entre otros, para el servicio de tres turnos. Asimismo, el sistema de control focus control 2.0 admite un funcionamiento combinado de hasta cuatro sistemas, sin necesidad de incorporar un control principal adicional.

     

    Diseño con optimización acústica

    En las industrias alimentarias los pasos de trabajo automáticos y manuales se engranan entre sí. Un conjunto de máquinas que está desacoplado para evitar vibraciones es la clave para conseguir el nivel de ruido excepcionalmente reducido del compresor de tornillo S-4. Con 67 dB(A), la nueva generación es 7 dB(A) más silenciosa que el modelo predecesor. “Por ejemplo, hemos separado incluso el separador de aceite del bastidor principal y de la campana insonorizadora, lo que impide que se transfieran las vibraciones”, afirma Frank Hilbrink, jefe de comercialización de productos de BOGE. “Una marcha suave es la mejor de las premisas para poder instalar la máquina incluso en entornos sensibles al ruido, como las zonas cercanas al puesto de trabajo”. Con el fin de llevar a cabo el desacoplamiento, BOGE diseñó por primera vez un separador de aceite vertical con una nueva separación previa. Unas pérdidas de carga mínimas y una larga vida útil de los elementos de separación son otras ventajas, sin que sea necesario añadir elementos de aislamiento acústico adicionales. En consecuencia, el compresor de tornillo S-4 representa una tecnología que satisface las demandas existentes en la industria panadera en lo que respecta a eficiencia energética, durabilidad y compatibilidad entre puestos de trabajo. Como resultado, se consigue un mayor equilibrio entre los costes de explotación totales y la fabricación de productos de panificación de calidad.


     
Leer informe del proyecto