EL MUNDO DE LA PINTURA

  • CLIENTE

    KSI – Klaus Stahl Industrielackierungen GmbH

    PROYECTO

    Solución de sistema de aire comprimido para instalaciones de pintura industrial

INFORMACIONES SOBRE PROYECTOS

KSI reduce los costes gracias a BOGE

EL RETO
Para las instalaciones de pintura de KSI debía diseñarse una nueva solución global de aire comprimido que trabajara de forma fiable y aprovechara plenamente sus potenciales de eficiencia.

LA SOLUCIÓN BOGE
Mediante un análisis más preciso de las condiciones de uso, se desarrolló una solución de sistema que permite ahorros considerables en el suministro de aire comprimido.

EL RESULTADO
Gracias a la adaptación óptima de todos los componentes, la eliminación de fugas en el sistema viejo y la reducción de presión de 9,6 a 8,5 bar, se logró un ahorro de costes superior a 13 000 euros/año.

    X
    SOBRE EL PROYECTO

    La empresa familiar de nivel medio KSI – Klaus Stahl Industrielackierungen GmbH con sede en Schifferstadt se ha especializado en pinturas y recubrimientos industriales, y entretanto es conocida mucho más allá de las fronteras de Alemania. La empresa ofrece trabajos de pintura por encargo en forma de recubrimiento de polvo, barnizado húmedo, tampografía y pintura electroforética KTL a partir de acero, y acero y aluminio galvanizado. Para aumentar la fiabilidad y eficiencia del suministro de aire comprimido, la empresa decidió colaborar con BOGE.

     

    Tras un análisis preciso de las necesidades, BOGE KSI presentó un sistema global compuesto por un compresor de tornillo de las series S 100, S 61-2 y un compresor regulado por frecuencia SF 100-2. La interacción óptima de estos compresores combinados es regulada por el mando BOGE de orden superior airtelligence provis. La configuración global, que incluye una máquina con regulación de frecuencia, permite la adaptación flexible de la potencia del compresor a las necesidades respectivas, y con ello un funcionamiento con consumo mínimo en todo momento.

     

    Pero eso no es todo: en el marco de la optimización, el personal de BOGE pudo eliminar las fugas existentes en el sistema viejo. La presión también se redujo de un máx. de 9,6 bar a 8,5 bar. La recuperación de calor, que había estado funcionando durante un periodo de tiempo prolongado, también continuó en el marco de la nueva instalación.

     

    Todas estas medidas en conjunto permitieron un ahorro de 10 000 kW al mes, y teniendo en cuenta el precio de 0,11 euros/kW, ello supuso un ahorro total de 13 200 euros al año para KSI. ¡El ejemplo anterior demuestra cuán  rápidamente se amortiza la inversión en una instalación BOGE!

     

    Para más información sobre KSI – Klaus Stahl Industrielackierungen GmbH, véase:
    www.stahlgmbh.com

Leer informe del proyecto 
Descargar

Referencia KSI

pdf,1 MB