Por qué las vacas lecheras apuestan por los compresores de desplazamiento de BOGE

  • BOGE Scrollkompressor für Melkrobotor

    CLIENTE

    Herwig Taute Refrigeración y climatización

    PROYECTO

    Configuración de sistemas de ordeño automáticos con compresores de desplazamiento silenciosos y absolutamente exentos de aceite de BOGE.

INFORMACIONES SOBRE PROYECTOS

No hay nada como la higiene en el ordeño...

El reto
El clima del establo impone requisitos muy complejos a un sistema de aire comprimido, y no solo porque se trate de un alimento tan esencial como la leche. Como es de suponer, disponer de aire comprimido exento de aceite era absolutamente imprescindible. No obstante, ¿qué ocurría con los secadores frigoríficos que extraían la humedad del aire comprimido? El cobre de sus componentes podría verse muy afectado debido al amoniaco contenido en el aire de los establos. Y, además, también existía un problema importante de espacio a la hora de montar el depósito.

La solución de BOGE
Para cada uno de los numerosos procesos de producción asistidos por aire comprimido que tienen lugar durante el ordeño, Taute utiliza siempre un compresor de desplazamiento exento de aceite tipo EO 4 (Eccentric Oilfree) con una potencia de 4 kW de BOGE, que sirve para un máximo de tres robots de ordeño. Así, con el fin de evitar daños y averías debidos a la corrosión, el módulo del secador frigorífico se instaló simplemente en una sala independiente. Y, para solucionar el problema de espacio, se fabricó un recipiente base claramente más corto.

El resultado
Una estación de aire comprimido precisa que genera aire comprimido absolutamente exento de aceite de forma segura y eficiente y sirve como modelo para otros robots de ordeño de la empresa Taute.

    X

    Desde hace casi 40 años, Herwig Taute suministra soluciones modernas para procesos de ordeño rentables en los que el aire comprimido desempeña un papel fundamental: desde la limpieza de las ubres de las vacas antes del proceso de ordeño y su secado ulterior con aire comprimido hasta el transporte automático de la leche a un recipiente de refrigeración a través de un sistema de tuberías cerrado o la limpieza automática de la instalación de ordeño.

    A las vacas les gusta el silencio
    Los robots de ordeño son desde hace mucho tiempo una normativa común, pues los animales activan automáticamente estos sistemas cada cinco o seis horas para que se las ordeñe. Esto alivia enormemente la carga de trabajo de los granjeros, lo que también aumenta la productividad de los animales. Aquí se aprovecha una de las principales ventajas de los compresores de desplazamiento: su marcha silenciosa y prácticamente sin vibraciones, que los convierte en ideales para su uso en puntos muy cercanos al lugar de producción. El principal argumento que motivó a Herwig Taute hace años a utilizar únicamente compresores de desplazamiento tipo EO 4 de BOGE es sin duda la ausencia absoluta de aceite, algo imprescindible en la producción de alimentos. Además, gracias a un recipiente base extremadamente corto, BOGE logró ofrecer una solución precisa.


    El concepto modular permite soluciones flexibles
    Allí donde hay vacas, también existe amoniaco en el aire del establo, una sustancia muy agresiva para el cobre. Así pues, esto supone sobre todo un peligro para los secadores frigoríficos, que extraen la humedad del aire comprimido y, en la mayoría de los casos, están montados de forma fija en los compresores, pues sus componentes de cobre desarrollan corrosión y sufren más daños cuanto más tiempo se ven expuestos a un medio con amoníaco y, al final, esto puede dar lugar a un fallo del sistema de ordeño. Los sistemas de aire comprimido de BOGE afrontan este escenario del peor de los casos de forma muy eficaz, pues su estructura modular permite separar el secador frigorífico del entorno del establo para instalarlo en una sala independiente.

     

    Más información sobre Taute en:

    https://taute.de/

Leer informe del proyecto